165 Years – Homage to F. A. Lange Collection/es

Angebote auf Amazon ▸▸    Angebote auf Ebay ▸▸

Aus Watch-Wiki
Wechseln zu: Navigation, Suche

165 Years – Homage to F. A. Lange Collection
Tres relojes de excepción muestran las capacidades de A. Lange & Söhne

El TOURBOGRAPH „Pour le Mérite“ de la colección conmemorativa
Referencia 712.050
Der TOURBOGRAPH „Pour le Mérite“ in dem neuen, härteren Goldgehäuse.
El LANGE 1 TOURBILLON con parada del segundero
Referencia 722.050
El 1815 FASES DE LA LUNA de la colección conmemorativa
Referencia 212.050

Glashütte, enero 2010

Con una edición especial de extraordinarias complicaciones, A. Lange & Söhne rinde homenaje a la herencia espiritual del fundador de la relojería de precisión en Alemania. En una nueva y original aleación de oro con una dureza nunca alcanzada hasta ahora, la trilogía compuesta por el TOURBOGRAPH “Pour le Mérite“, LANGE 1 TOURBILLON y 1815 FASES DE LA LUNA asocia la herencia relojera de Ferdinand Adolph Lange, con el espíritu inventivo y la maestría artesanal de hoy.


Inhaltsverzeichnis


Cuando en el año 1845 Ferdinand Adolph Lange se trasladó de la grandiosa ciudad residencial de Dresden a la lejana y empobrecida pequeña ciudad minera de Glashütte para realizar su sueño de fundar una manufactura relojera ideal, lo hizo con la ambición de fabricar los mejores relojes del mundo. Partiendo de la idea de que la innovación de hoy, mañana será el estándar, se convirtió en un reformador comprometido al que la relojería de precisión le debe numerosos inventos y perfeccionamientos. Por ejemplo, fue uno de los primeros en introducir en la relojería el sistema métrico que reemplazaba a la complicada línea de medidas parisina hasta entonces vigente. Su obra estaba marcada por la aspiración a la más alta precisión. Por eso, sus más complicados bocetos se caracterizaban por una claridad constructiva y conceptiva ejemplares. Sus valores siguen siendo hoy una referencia en la que se inspiran todos los trabajadores de Lange.

La colección conmemorativa “165 Years – Homage to F.A. Lange“ recuerda al fundador de la relojería de precisión alemana y a las construcciones que abrieron nuevos caminos procedentes de la manufactura que fundó, las cuales han hecho posible que el mito A. Lange & Söhne perdure durante cuatro generaciones. Una de ellas, es el Gran Complicación con el número de serie 42500, iniciado por Emil Lange, segundo hijo del fundador. Realizado en 1902, reúne en su caja Louis XVI de oro de 18 quilates una sonería automática con repique grande y pequeño, una repetición de minutos, un cronógrafo ratrapante con totalizador de los minutos y segundero fulminante, así como un calendario perpetuo con las fases de la Luna. Este reloj, único y desde cualquier punto de vista extraordinario, llegó a Lange en un estado de extrema oxidación. Muchas de las 883 piezas tuvieron que ser cuidadosamente reconstruidas por los especialistas del taller de restauración. Aún así, tras varios años de minucioso trabajo, hoy funcionan de nuevo todos los componentes de su complicado mecanismo. Con la misma perfección que hace más de cien años.

Trilogía de valores: tres hitos de la relojería

Con tres impresionantes relojes, que otorgan una nueva expresión a la tradición relojera de la familia Lange basada en la perfección técnica y estética, los relojeros de Lange del siglo XXI rinden homenaje a la herencia espiritual de su gran predecesor. Una buena muestra de la capacidad productora de la marca es el nuevo y original material de la caja, desarrollado exclusivamente para Lange y utilizado en los tres modelos. Con una dureza superior a 300 vickers, la aleación de oro de 18 quilates color miel es prácticamente el doble de dura que otras aleaciones de oro. Debajo del puente del volante del mismo material grabado a mano se encuentra la espiral, desarrollada y fabricada en la propia casa como símbolo del poder innovador que se esconde en cada uno de los relojes de la casa Lange. Una esfera guilloché de oro macizo y un pulido de estrías paralelas sobre la platina tres cuartos del 1815 FASES DE LA LUNA y en el puente de la rueda de columnas del LANGE 1 TOURBILLON, dan muestra de la gran tradición artesanal de la familia. Al contemplar los tres relojes y las ideas que en ellos se han plasmado, se comprueba el lema y la aspiración de Lange “Tradicionalmente en vanguardia“ que está presente tanto en los relojes de bolsillo de Lange de antaño como en los mecanismos de los maestros relojeros de hoy.

La exarcebación de lo superlativo: el TOURBOGRAPH “Pour le Mérite“

En 2005, A. Lange & Söhne presentó una gran complicación que marcó un hito en la relojería de precisión: el TOURBOGRAPH “Pour le Mérite“. Fue el primer tourbillon de un minuto en formato para relojes de pulsera con accionamiento por cadena y caracol, incluyendo además un cronógrafo ratrapante. La complejidad de su mecanismo sólo permite que se pueda fabricar un reloj por mes, de manera que el último reloj de la primera serie parcial de 51 ejemplares en platino ha salido de la manufactura hace sólo unas pocas semanas. La presentación de la segunda serie parcial de 50 ejemplares, en una variante en oro todavía por determinar, ya se anunció en su presentación.

El TOURBOGRAPH “Pour le Mérite“, presentado en esta ocasión en honor a Ferdinand Adolph Lange, también posee una caja realizada con la nueva aleación de oro. Y, por supuesto, también encierra la aspiración de Lange a fabricar los mejores relojes del mundo. Es al mismo tiempo, la prueba fehaciente de que todavía es posible exacerbar el carácter superlativo de un reloj.

>>> Datos técnicos TOURBOGRAPH “Pour le Mérite“ Referencia 712.050 >>>

El tourbillon domesticado: el LANGE 1 TOURBILLON con parada del segundero

Con ocasión del cambio de milenio, A. Lange & Söhne presentó el LANGE 1 TOURBILLON basado en el legendario LANGE 1. Entonces, todavía no era posible lo que los constructores de Lange lograrían algunos años más tarde con el CABARET TOURBILLON: frenar directamente y sin demora el volante en el interior de la jaula del tourbillon mientras gira. De esta manera, habían corregido un defecto en la belleza del tourbillon, considerado durante más de 200 años como el non plus ultra de la sofisticación relojera. En efecto, el complicado mecanismo que se ocupa de contrarrestar la fuerza de la gravedad para mejorar los valores de la marcha, no se podía detener y por lo tanto no se podía ajustar con la precisión de un segundo. La genial solución de Lange al problema – un mecanismo de parada del segundero patentado – se encuentra también ahora en el LANGE 1 TOURBILLON de la colección conmemorativa. Un ejemplo más del principio fundamental de Lange: cuestionar incluso lo perfecto.

Un preciso puente de oro en color miel con pulido brillante y colocado en la esfera, que soporta el dispositivo giratorio del tourbillon dentro de la misma, constituye la culminación de esta exclusiva pieza. Entre otras particularidades de este reloj cabe citar que el tourbillon de un minuto está sujeto por ambos lados por un contrapivote de diamante. Un sello que Ferdinand Adolph Lange introdujo como firma para los antiguos relojes de bolsillo de Lange de calidad superior 1A.

>>> Datos técnicos LANGE 1 TOURBILLON Referencia 722.050 >>>

Mil años de precisión: el 1815 FASES DE LA LUNA con una nueva indumentaria

El 1815 FASES DE LA LUNA simboliza el permanente esfuerzo de Lange por alcanzar la más alta precisión. Para este reloj se ha calculado con la mayor dedicación un accionamiento de las fases de la Luna que trabaja con una precisión extrema. Gracias a un tren de ruedas con una transmisión especial se produce una desviación prácticamente insignificante de 6.61 segundos por cada fase, lo que da como resultado una desviación de tan sólo un día con respecto a la marcha real de la Luna al cabo de 1.058 años. Si ya hubiera existido un reloj semejante en el año 952 – en la época del Emperador alemán Otto el Grande – y hubiera estado funcionando hasta ahora sin interrupción, sólo habría que haberlo corregido por primera vez precisamente este año.

La edición limitada del 1815 FASES DE LA LUNA en oro rosa y platino con esfera negra del año 1999 está considerada por los coleccionistas como uno de los más preciados objetos de colección de la casa Lange. Su signo distintivo es una preciosa representación en la esfera de la “Osa Mayor“, probablemente la constelación más conocida. Los ejemplares bien conservados de esta rara pieza muy deseada, alcanzan en las subastas de relojes precios hasta tres veces superiores al de su precio de venta original. El valor del 1815 FASES DE LA LUNA “Homage to F. A. Lange“ podría seguir esta misma tendencia ya que está limitado a tan sólo 265 ejemplares en todo el mundo.

>>> Datos técnicos 1815 FASES DE LA LUNA Referencia 212.050 >>>

Anzeigen

Meine Werkzeuge
Namensräume

Varianten
Aktionen
Navigation
Drucken/exportieren
Werkzeuge
In anderen Sprachen